Imprimeix

Missatges sobre el tema: fumigación

Blog


logo_1A AstroMet apostem fort per la divulgació científica de les dues temàtiques que promovem, la meteorologia i l'astronomia. En aquest blog explicarem tot el que estigui relacionat d'alguna manera amb aquestes dues branques científiques. També promourem nous productes així com recomanacions o promocions. 

Publicat el per

Chemtrails: ¿realidad o ficción?

Llegeix el missatge complet: Chemtrails: ¿realidad o ficción?

Estos días se está hablando mucho de las líneas que dejan los aviones tras su paso por nuestros cielos. Estas líneas las conocemos como estelas de condensación y reciben este nombre, dado que se trata de partículas de agua condensada que forman cristales visibles en el cielo en forma de nube lineal.

Estos fenómenos comunes en los cielos de todo el mundo, vienen acompañados de teorías pseudocientíficas que nos hacen creer que estas estelas son nocivas para todos aquellos lugares donde se forman. El nombre puesto para definirlo es el de estelas químicas del ingles chemtrails. Estas teorías,no aceptadas por la comunidad científica, nos vienen a decir que se trata de estelas constituidas por algo más que agua en estado cristalizado. En concreto se defiende que las estelas contienen substancias químicas como bario, aluminio y estroncio. Por lo que hace al objetivo de enviar aviones para que esparzan estos químicos, aun no se han puesto de acuerdo, unos creen que su objetivo final es un control del clima, otros corroboran que la finalidad es propagar enfermedades, otros esterilizar la población e incluso se ha llegado a decir que era para alterar el ADN.

 

¿Qué ven todas estas personas que creen en la existencia de estas estelas químicas cargadas de substancias dañinas para las personas?

A lo largo del tiempo se han ido definiendo una serie de supuestas evidencias en las que se basan todas sus teorías conspiratorias, algunas de estas evidencias totalmente falsas y otras en las que son difíciles de contradecir pero que en ningún caso han sido validadas por la mayoría de científicos a día de hoy. Una de las evidencias más claras en las que se basan es el tiempo de permanencia; algunas de estas estelas, según las condiciones meteorológicas que tenemos en la alta troposfera (altura donde se encuentran estas estelas; entre 8.000 y 12.000m) , pueden llegar a durar hasta unas pocas horas, hecho que hace suponer que está cargada de químicos que quedan en suspensión en el aire. Otra de las evidencias en las que se basan es la inhibición de la formación de nubes de precipitación. En ningún momento se ha demostrado, pero creen que con el paso de estos aviones y la consecuente formación de estelas, estas impiden que las nubes puedan acabar dando precipitaciones y así pueden llegar a controlar el clima e incluso se puede llegar a extrapolar que de esta manera controlan el cambio climático. Otra de las supuestas evidencias es la detección de substancias químicas en el suelo tras la formación de estas estelas, aunque nunca se haya podido demostrar que sea así.

 

¿Qué hay de cierto detrás de todas estas teorías en un principio un tanto macabras?

Podríamos decir que muy poco de lo que se defiende puede tener sentido. Podemos asegurar, con los datos obtenidos a día de hoy que nadie nos está fumigando para controlar nuestros hábitos des del cielo, pero lo que sí es cierto es que estas estelas que surgen después del paso de un avión a gran altitud, genera un ligero cambio en la superficie y es que estas nubes artificiales (dado que su origen es antropogénico), contribuyen a un ligero calentamiento superficial, especialmente todas aquellas estelas originadas en horas nocturnas. En una noche de muchas nubes, la temperatura superficial tiende a bajar poco, mientras que una noche serena, la temperatura superficial tiende a bajar bastante más. Pues la presencia de estelas en la noche contribuye a una menor bajada de las temperaturas nocturnas. Este es el único hecho derivado de las estelas de condensación que se ha demostrado con datos y ha sido abalado por la comunidad científica. Una manera de solucionar esto, es cambiando la ruta del avión para evitar que forme estas estelas, pero esto contribuiría a un mayor gasto de combustible que provocaría una mayor emisión de CO2 a la atmosfera y la solución podría ser peor que el problema.

 

¿Por qué se forman estas estelas?

Para entender bien el concepto de por qué se forman las estelas, primero debemos saber cómo funciona una reacción de combustión (oxidación) del queroseno (combustible que llevan los aviones a reacción). El queroseno, químicamente hablando se conoce como C12H26, es decir, 12 átomos de Carbono por 26 de Hidrógeno. Este queroseno lo combinamos con Oxígeno atmosférico O2, concretamente con 37 partículas de O2 y el resultado de este proceso es: 26 H2O + 24 CO2. Por lo que generamos 26 partículas de agua y 24 de dióxido de carbono. Una vez tenemos claro que en la combustión de queroseno obtendremos gran cantidad de agua, debemos pasar a entender cómo se comporta el agua en unas determinadas condiciones ambientales. Cuando estamos en la ducha con el agua caliente saliendo por el grifo, vemos como aparece de la nada vapor de agua, este al “chocar” con un objeto frio se licua formando pequeñas gotitas normalmente sobre el cristal. Este mismo fenómeno sucede cuando todo este H2O resultante de la combustión anterior sale de la parte posterior del motor del avión. El brusco contraste térmico que padece, hace que del estado gaseoso inicial, pasa a líquido y al encontrarnos a una altura de 8.000 a 12.000m donde las temperaturas son inferiores a los -40ºC se solidifica rápidamente pasando prácticamente de estado gaseoso a sólido y generando esta nube blanca detrás del paso del avión.  

 

Contrail_with_jet_aka

 

Una de las preguntas que nos surge es por qué no siempre vemos estas estelas de condensación, la respuesta la encontramos en las condiciones en las que se encuentra la atmosfera en estas alturas por donde se mueven los aviones. Cuando la humedad es prácticamente nula, es decir, no hay vapor de agua, la aportación que realiza el avión es tan insignificante que no logra realizar esta condensación ya que se dispersa demasiado rápido para lograr verla des de abajo, en cambio, cuando ya encontramos una atmósfera bastante cargada de vapor de agua, la aportación que da el avión es suficiente para lograr generar esta nube. Es por esta razón que normalmente las estelas de condensación vienen acompañadas de nubes altas naturales, esas que dejan pasar el Sol pero que dan unas coloraciones blanquinosas y acostumbran a moverse lentamente (Cirros).

Dicho esto, ahora solo queda contemplar la formación y movimiento de estás nubes que también son bastante bonitas de observar y fotografiar. 

Llegeix el missatge complet